En esta última colección el diseñador plasma con cariño continente y contenido en fantásticas y fantasiosas creaciones modeladas con cristales, bordados, superposiciones e imaginarios tejidos pensados especialmente para la ocasión

Los modelos de Segado desfilarán este viernes 13 en la Pasarela Larios, dentro de la Málaga Fashion Week, en calle Larios, convertida en la mayor e imaginativa alfombra roja que el espectador pueda soñar

“Aunque me han ofrecido irme fuera de Málaga para aumentar la producción o para trabajar con otras firmas, aquí estoy muy bien. Me sobra trabajo y puedo ser fiel a mí mismo y apostar por mi forma de trabajar”, manifiesta Jesús Segado a
EL OBSERVADOR

11/09/19. 
Sociedad. Aunque pueda parecer un tópico, el modisto malagueño Jesús Segado supo desde pequeño que algún día sus diseños tendrían un hueco en la industria de la moda. Hijo de modista, su madre siempre le transmitió la pasión por este oficio. Sin embargo, le advirtió que este trabajo, además de no tener horarios y estar “rodeado siempre de alfileres”, es uno de los más sufridos...

...pero su pasión por la moda pudo con todo. De aquella advertencia han pasado más de 20 años y hoy el diseñador de alta costura puede presumir de poner nombre a sus propias creaciones, de haber desfilado en la Fashion Week parisina y de ser uno de los diseñadores más conocidos del panorama nacional. Con una nueva colección a la vista EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com acude al taller que Jesús Segado ocupa en un edificio antiguo en pleno centro de Málaga para conocer sus nuevos modelos.


‘Entre el cielo y el suelo’ es la nueva colección que el modisto ha preparado para este próximo 2020 y que presenta a la sociedad malagueña este viernes día 13 dentro de la Pasarela Larios, en la Málaga Fashion Week. Un total de 20 piezas únicas y originales que revolucionan la alta costura malagueña al inspirarse en la Iglesia y en las iglesias. En su continente y en su contenido. En su espiritualidad más amplia y en su materialidad más concreta como sus arquitecturas, sus vidrieras o los ropajes ceremoniales. Con esta combinación de ideas, Segado ha creado diseños en los que priman las superposiciones de tejidos únicos elaborados a mano para la ocasión, relieves, formas de arco, tules y elementos, como piedras o cristales.


“Paso todos los días por la catedral de Málaga y me fijo siempre en los colores de las vidrieras. Sobre todo en las variaciones que se forman dependiendo de la hora en las que las veo. Por las mañanas con el sol se ven colores más intensos. Por la tarde más cálidos. A partir de ahí investigué y empecé a fijarme en la ropa que visten los sacerdotes, sobre todo en la composición de colores y las formas. De esta manera nació esta colección”, confiesa el modisto.

https://www.facebook.com/modatvandalucia/videos/671702500016749/

Para confeccionar estos trajes Jesús Segado ha pasado dos años trabajando en su taller de la calle Santa Lucía, para ultimar hasta el último detalle de cada uno de estos vestidos, con el objetivo de que todos sean especiales. “Estoy orgulloso de cada uno de ellos. Son demasiadas horas y demasiado trabajo. Mucha gente piensa que los tejidos que utilizamos son muy bonitos, pero no saben que también los hacemos a mano. Cosemos, trenzamos, bordamos, pintamos y realizamos todo de manera artesanal. Cada diseño tiene un proceso de creación diferente y único”, comenta Segado mientras nos enseña los trajes más originales, como uno netamente inspirado en una negra sotana, con cristales que aportan color al conjunto y que incluye una leyenda con la frase esperanzada “No estés triste”. Son los originales mensajes que Segado incorpora a los vestidos, como metafóricas firmas de su autoría transmutadas en deseo de felicidad para la usuaria de sus creaciones. De hecho, no es raro apreciar dedicatorias bordadas a mano en las enaguas de los vestidos de boda, ensalzando un momento tan especial.


Pespunte a pespunte, Jesús Segado tampoco deja de lado sus otros diseños. En su taller trabaja con dos costureras para poder confeccionar todos los encargos a medida que le piden durante el año. Sobre todo trajes de novias, los más solicitados al diseñador malagueño y por los que muchas mujeres vienen de todos los puntos de España hasta Málaga. Precisamente fue un vestido de novia el que cambió el destino de Segado cuando trabajaba para otra firma y una compañera le pidió que le hiciera un modelo personalizado para ese día. Desde ese momento apostó por crear su propia firma y comenzar su andadura en solitario en su propio taller.


Tras desfilar en una de las pasarelas más importantes a nivel mundial, la Fashion Week de París en 2017, el modisto malagueño admite a EL OBSERVADOR que no tiene intención de repetir por ahora, ya que presentar sus diseños en grandes eventos como ese exige mucha responsabilidad para un taller en el que la producción es artesanal y pretende seguir igual. “Desfilar en París fue un orgullo, pero es un escaparate muy grande que conlleva mucho trabajo, ya que de ahí llegan muchas ofertas. Aunque me han ofrecido irme fuera de Málaga para aumentar la producción o para trabajar con otras firmas, aquí estoy muy bien. No me falta trabajo y puedo ser fiel a mí mismo y apostar por mi forma de trabajar”, expresa.


Con la mirada puesta ya en su próxima colección y con ganas de estar mucho más años despuntando en el mundo de la alta costura, Segado (que comenzó su andadura en la firma Piedroche e incluso llegó a ser profesor en la Escuela de Diseño y Técnicas de la Moda), no deja ni un segundo de buscar inspiración en las cosas más simples. Siempre acompañado de su cuaderno de dibujo, el diseñador malagueño revela que seguirá plasmando en sus bocetos las ideas que más tarde se convertirán en estos diseños únicos que vestirán mujeres de todas las medidas.


Puede conocer un poco más del trabajo de Jesús Segado en su página web (AQUÍ) o en su perfil de Facebook (AQUÍ).

Puede leer aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
-16/10/15 Alta costura artesanal ‘made in’ Málaga en las manos del diseñador malagueño Jesús Segado