“Ha habido momentos en los que ha vivido en el umbral de la pobreza”. “Los grandes escritores crean recelo en el ambiente en el que viven, entre las autoridades, entre otros grandes escritores”. “Su gran éxito llegará después de su muerte. Creo que todo el mundo sabe en su fuero interno la grandeza de la obra de Miguel. Se le reconocerá porque será inimitable”: Gavilán

“El Ayuntamiento y la Diputación de Málaga podrían haber comprado la casa donde ha vivido durante muchos años y convertirla en un museo. También podrían haber comprado su biblioteca y su obra inédita, que ha sido adquirida por la Biblioteca Nacional de España, y haber gestionado el patrimonio cultural de este importante personaje”

La imaginación de Miguel Romero Esteo es desbordante. En su obra ‘Tartessos’ nunca puedes llegar a cada uno de los rincones, es como un gran océano. Es como un universo fantástico en el que cada una de las páginas esconde enigmas, sorpresas, cuestiones que son difíciles de creer, incluso de imaginar”: Gavilán


EL OBSERVADOR hace un repaso por la vida de Miguel Romero Esteo, fallecido el pasado jueves, de la mano de Juan Gavilán, filósofo y antropólogo unido al escritor por una amistad de casi medio siglo

05/12/18. Opinión. “Los grandes escritores crean recelo en el ambiente en el que viven, entre las autoridades, entre otros grandes escritores”, asegura sobre el recientemente fallecido dramaturgo Miguel Romero Esteo Juan Gavilán. EL OBSERVADOR entrevista a Gavilán, filósofo y antropólogo que fue catedrático de Filosofía de 1981 a 2012 y profesor de Antropología en la UNED (Universidad Nacional de...

...Educación a Distancia) desde 2004. Quien cuenta cómo fue la vida del “dramaturgo revolucionario que en los 70 perteneció al movimiento bautizado como Nuevo Teatro Español, junto a Francisco Nieva, Fernando Arrabal o Luis Riaza”, como recoge Cristóbal G. Montilla en El Mundo (AQUÍ). Gavilán habla sobre cómo ha tratado Málaga a este genio que falleció el pasado jueves a los 88 años. “El Ayuntamiento y la Diputación de Málaga podrían haber comprado la casa donde ha vivido durante muchos años y convertirla en un museo. No sé si podrán hacerlo aún. También podrían haber comprado su biblioteca y su obra inédita, que ha sido adquirida por la Biblioteca Nacional de España (BNE), y haber gestionado el patrimonio cultural de este importante personaje”. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

MIGUEL Romero Esteo “nació en Montoro, Córdoba, en 1930. Cuando tenía nueve años los padres decidieron venir a Málaga a vivir. Tenía muchos recuerdos de su infancia y adolescencia en las playas de la ciudad. Era un buen nadador. Cuando era un hombre maduro, mayor, ya incluso de avanzada edad, se le podía encontrar en un banco en el paseo marítimo mirando al mar. ‘Estoy mirando a los barcos’, decía él. No solo miraba a los barcos, unos años antes también se le podía ver con una tabla de surf en el agua a la altura del hotel Miramar. Paseaba todas las tardes por esa zona, era conocido como Don Miguel”, explica Gavilán. Que elaboró un artículo sobre la obra de este autor publicado en diario Sur el pasado lunes (AQUÍ).


¿QUIÉN era Miguel Romero Esteo?
Miguel Romero Esteo es un escritor considerado como una de las grandes firmas de la literatura española. Ha escrito teatro, ha hecho poesía, ha escrito ensayos y también escribió novelas. Llegó a Málaga con nueve años (en 1939), por lo que ha sido un escritor ligado a esta ciudad. Veremos qué pueden hacer las autoridades malagueñas por una figura como la suya o si seguirán ocultando a la ciudadanía a uno de los grandes escritores de la literatura española.


¿DÓNDE nació Miguel Romero Esteo y cómo llegó a Málaga?
Nació en Montoro, Córdoba, en 1930. Cuando tenía nueve años los padres decidieron venir a Málaga a vivir. Tenía muchos recuerdos de su infancia y adolescencia en las playas de la ciudad. Era un buen nadador. Cuando era un hombre maduro, mayor, ya incluso de avanzada edad, se le podía encontrar en un banco en el paseo marítimo mirando al mar. ‘Estoy mirando a los barcos’, decía él. No solo miraba a los barcos, unos años antes también se le podía ver con una tabla de surf en el agua a la altura del hotel Miramar. Paseaba todas las tardes por esa zona, era conocido como Don Miguel.

¿CÓMO lo ha tratado Málaga?
Ha habido de todo. Algunas veces la Diputación y el Ayuntamiento han tenido buenos detalles con él pero también lo han olvidado con relativa facilidad. Han tenido buenos gestos, a veces forzados. El Ayuntamiento lo propuso como director del Festival Internacional de Teatro de Málaga cuando gobernaba el PSOE con Pedro Aparicio siendo Curro Flores el concejal de Cultura. Miguel fue el director de este festival internacional entre 1983 y 1984, pero dejó de serlo en extrañas circunstancias. Pasó al olvido. Le concedieron el título de Hijo Adoptivo de la provincia de Málaga en el año 2000 y de Hijo Adoptivo de la ciudad de Málaga en 2012. Pero se han dejado de hacer muchas cosas por él. Echo de menos que el Ayuntamiento y la Diputación hubieran comprado la casa donde ha vivido durante muchos años y que la hubieran convertido en un museo. No sé si podrán hacerlo aún. La Biblioteca Nacional de España (BNE) ha comprado su colección de libros. El Ayuntamiento y la Diputación podrían haberlo hecho años antes y haber gestionado el patrimonio cultural de este importante personaje. Fernando Lázaro Carreter dijo en su etapa como presidente de la Real Academia Española de la Lengua que Romero Esteo es uno de los grandes de la literatura española. Estamos hablando de un grandísimo escritor y creo que algo se podría haber hecho. El Ayuntamiento tenía obligaciones. Habría sido una obligación estar presente en el sepelio de Miguel Romero Esteo.

¿CÓMO se ganó la vida Romero Esteo?
Cuando Miguel vino a Málaga consiguió trabajo gracias Pilar Palomo, que era la que tenía la Cátedra de Literatura Española de la Universidad de Málaga (UMA). Le dio trabajo en el departamento de actividades culturales llevando talleres de teatro y poesía (fue en el año 1976, aproximadamente). Romeo Esteo consiguió estimular y proyectar la vida de muchos jóvenes escritores y poetas malagueños. Después pasó a ser profesor de la UMA. Profesor de Sociología de la Literatura, Profesor de Sociología del Teatro, esta fue su ocupación durante varios años. También recibió ingresos de los diferentes premios que obtuvo. El Premio Nacional de Literatura Dramática (2008) y el Premio Andalucía  de Teatro (1992). Su forma de ganarse la vida fue como profesor de Literatura de la UMA principalmente. En algunos momentos Miguel ha vivido en el umbral de pobreza, no ha vivido de manera cómoda. A pesar de que tenía una pensión que le quedó de su trabajo como profesor en la Universidad, el Ayuntamiento y la Diputación podrían haber comprado la casa en la que vivía de alquiler, que está situada frente al Hospital Parque San Antonio, en el callejón Santa Catalina. Podrían haberse quedado con su obra, con su biblioteca. Y hubiera vivido con un cierto nivel de calidad de vida.

Juan Gavilán.

ANTES de ser profesor en la UMA, Miguel Romero Esteo pasó unos años en Madrid, estudiando. Se licenció en Periodismo y Ciencias Políticas y realizó otros estudios universitarios en Filosofía, Teología y Ciencias Económicas.
Estuvo estudiando y trabajando en Madrid. Vino a Málaga en el 73 o en 74. Se presentó una de sus obras, Paraphernalia de la olla podrida, la misericordia y la mucha consolación. Fue una obra que había montado Luis Pera y el grupo Ditirambo. La vi sin conocer aún a Miguel y la verdad es que me impresionó porque fue un espectáculo de dimensiones no conocidas. A los pocos días tuve el placer de estar con él y desde entonces tuvimos una gran amistad que ha durado casi medio siglo. A los años de aquello, murió su hermano. Era profesor y estaba a cargo de la hermana y de la madre. Así que Miguel volvió a Málaga entre el 75 y el 77 para cuidar de su familia. La madre era mayor y la hermana tenía problemas de salud. Era él quien hacía todas las tareas del hogar, daba de comer a la madre. Tuvo que renunciar a muchas cosas. En esa época es cuando empieza a investigar y escribe la obra Tartessos. La escribe en el 82 y se publica en el 83. Lo sé porque cuando hablábamos hacía referencia a esa civilización extraña, enigmática.


¿A qué problemática tuvo que hacer frente en la Universidad de Málaga?
El problema que Miguel tuvo fue grave. Estaba haciendo una tesis doctoral sobre su obra y algunos profesores hicieron un alegato, una denuncia. Denunciaron que Romero Esteo estaba haciendo algo ilegal, incorrecto, impropio, al hacer una tesis sobre sí mismo y sobre su obra. Esto paró mucho la salida de su tesis. Perjudicó su tarea y su posible carrera y el haber ocupado otro puesto superior en la Universidad. La UMA encargó una investigación y llegaron a la conclusión de que ya había habido casos similares en otras universidades españolas y de Europa. Su tesis estuvo dirigida por el catedrático Cristóbal Cuevas. Tras lo ocurrido, Miguel pudo seguir con la tesis. El daño que se le hizo fue paralizar el proceso durante un tiempo. Perdió mucho tiempo y se tuvo que jubilar con un cargo que no era el suyo. Tiene el título de doctor, lo que pasa es que le llegó a destiempo. Cuando ocurrió todo aquello recuerdo que los alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de Málaga hicieron huelga para apoyarle.


¿QUÉ problemas tuvo para representar sus obras?
Tuvo problemas en los tiempos de la dictadura, con la censura, porque sus obras eran tremendas. Pero después las obras de Miguel Romero Esteo tampoco se han representado. Han sido escasas. Creo que porque han generado muchos recelos. Los grandes escritores crean recelo en el ambiente en el que viven, entre las autoridades, entre otros grandes escritores. Siempre que se ha intentado montar Tartessos han aparecido problemas. Es verdad que debe ser costoso, pero ha habido intentos. El Ministerio francés lo intentó y pidió colaboración para ello a España, pero no salió adelante. El grupo independiente Ditirambo ha representado algunas. Pero a nivel oficial no se ha hecho.

¿CREE que su gran éxito llegará después de su muerte?
Seguro. Creo que todo el mundo sabe en su fuero interno la grandeza de la obra de Miguel. La gran mayoría también dice que no es para tanto. No es para tanto porque ‘yo sería mejor que él’. Es ese recelo que mencionaba. En España, en Málaga, siempre hay un cierto recelo. Hay un problema, el del reconocimiento. Se le reconocerá, me imagino, porque será inimitable. Ahora estoy leyendo Tartessos, la obra es grandiosa, es algo difícil de imaginar, es algo gigantesco. La imaginación de Miguel Romero Esteo es desbordante. En este libro nunca puedes llegar a cada uno de los rincones, es como un gran océano. Es como un universo fantástico en el que cada una de las páginas esconde enigmas, sorpresas, cuestiones que son difíciles de creer, incluso de imaginar. Creo que tendrán que reconocerlo. Con mi artículo intenté que la gente supiera quién se había muerto.


¿QUIÉN le ayudó a vivir hasta el final de sus días?
Miguel en principio ha vivido de su jubilación, tenía su dinero. Pero ha tenido grandes dificultades económicas. En los últimos años ha vivido apoyado por una sobrina. La familia consiguió vender su obra inédita a la Biblioteca Nacional de España (BNE) y con ese dinero lograron reformar un poco la casa. Su familia lo estuvo ayudando y cuidando. Contrataron a un matrimonio para que lo cuidara y después a una señora. Las instituciones podrían haber comprado la casa en la que vivía de alquiler, comprar su obra. Vivió de su jubilación como profesor de la UMA donde trabajó hasta los primeros años del 2000. Con cierta edad, podía irse un día a Madrid a buscar libros en las grandes librerías.

¿QUIÉN acudió a su funeral, que tuvo lugar el pasado viernes 30?
En el sepelio los que hicieron acto de presencia fueron los amigos, creo que había una treintena, así como su familia, unas diez personas. Las instituciones no estaban presentes. Creo que fue una concejala del Ayuntamiento, pero no conocía a nadie. Tampoco sé realmente de quién se trataba, fue lo que escuché. El Ayuntamiento no ha actuado como tenía que haber actuado. En las redes se pidió que abrieran el Teatro Cervantes para hacer el velatorio y que quien quisiera fuera a despedirse del escritor. Pero entre eso y no hacer acto de presencia en el sepelio podría haber habido varias opciones. Lo que queda claro es que el pueblo de Málaga debe saber quién ha sido el escritor que acaba de morir. Quién fue el escritor que vivió durante 80 años en esta ciudad. Quién fue esta persona que es considerado como un escritor malagueño. El Ayuntamiento y la Diputación tendrían que haber hecho algo para darle publicidad y que los malagueños conocieran a Miguel Romero Esteo.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 22/11/18 Los humoristas gráficos Idígoras y Pachi participan hoy en una mesa redonda en el Ateneo de Málaga sobre la viñeta gráfica en la transición con motivo del 40 aniversario de la Constitución. Será a partir de las 19:00 horas en el salón de actos
- 14/11/18 Los medios locales se hacen eco de la exposición sobre las entrañas del Guernica de Picasso y ‘olvidan’ mencionar que el artista malagueño Rogelio López Cuenca participa con una pieza audiovisual que explica el contexto histórico
- 07/11/18 Comedia e hipocresía en el corto con sello malagueño ‘Marta no viene a cenar’. Si se participa en la votación popular por Internet puede obtener el premio del público del Festival Iberoamericano de Cortometrajes ABC (FIBABC)
- 25/10/18 Hoy comienza la pegada de las 1.000 caras de la cultura en el suelo de la Plaza de la Merced. La intervención artística ‘Inside Out Málaga/Arte y Utopía’ culmina con la instalación de las fotografías, que finalizará mañana viernes
- 23/10/18 Hiperrealismo de la mano de Elena Cifre, artista mallorquina: “cuando una quiere algo, basta que te digan que no puedes hacerlo para que te superes a ti misma. Más que cuestión de talento es cuestión de constancia”
- 17/10/18 ‘Irreconciliables’. Hoy comienza la VII edición de este Festival Internacional de Poesía de Málaga con la actuación de la cantante Rozalén a las 12:30 h en el patio del Museo Jorge Rando
- 10/10/18 “Me gusta el surrealismo y que el primer impacto visual sea potente”, indica el artista Guillermo Paz, conocido como Nesui SRC. Un gallego afincado en Málaga cuyos murales se pueden disfrutar en la ‘esquina de oro’ de Muelle Uno
- 03/10/18 “El castigo y la fortuna representados en una silla”. La artista multidisciplinar Cristina Savage inaugura mañana a las 20:30 horas su nueva exposición ‘Tail- Tales: Ellas nos cuentan’, en la galería La Casa Amarilla
- 17/09/18 Las 1.000 caras de la cultura malagueña que cubrirán el suelo de la Plaza de la Merced ya están impresas. La intervención artística ‘Inside Out Málaga/Arte y Utopía’ ultima los originales para su colocación los días 19, 20 y 21 de octubre